Inicio > Actualidad, Opinión, Televisión > Resolviendo el mundo dentro del Gil Blas…

Resolviendo el mundo dentro del Gil Blas…

Hoy hubo en la Facultad de Comunicación Social de la benemérita Universidad de Panamá, un meeting donde se supone “analizaríamos” la situación del país y como estudiantes universitarios. Básicamente estabamos reunidos para dar propuestas y así mandarlas al rector de la Universidad.

Les explico de forma fácil cuales son nuestros problemas, desde octubre del año pasado han habido protestas en países del norte de África y el medio Oriente (Más bien Egipto). El objetivo era lograr un gobierno democrático y bajar del poder a Hosni Mubarak, un dictador que curiosamente gozaba del apoyo MANIFIESTO de Washintong.

Eso al final se corrió a Libia y allá las cosas no se dieron tan “fáciles” como en Egipto donde, en efecto lograron derrocar a Mubarak. Hasta el sol de hoy, Muamar Gadafi no le da la gana de bajarse del poder, por más que la OTAN  juegue al Wack-a-Mole bombardeando cualquier lugar donde ellos crean que está este tipo. Esto obviamente pone tensión sobre un área sensitiva del Medio Oriente, lugar desde el cual se extrae buena parte del petroleo que usa el mundo. A partir de la inestabilidad política de Libia, las empresas petroleras suben el barril de petroleo a $107.67 lo que significa que gasolina, comida y transporte van a la alza irremediablemente.

Esto causa una graves crisis para países como el nuestro, especialmente porque no tenemos industria y  la economía esta fuertemente cimentada sobre el sector terciario, léase servicios (Malos por cierto…) Todo esto ha desencadenado una ola de protestas y cierres de calle, siendo una de las más graves la que hubo en nuestra casa de estudios, donde además de bombas molotov y bazookas de nuestros grupos de choque, hubo incluso fuerza letal de parte de los antimotines, balas expansivas que son capaces de volar brazos y piernas. Obviamente nuestros profesionales de la pluma y micrófono no dicen estas cosas, da más rating dejarnos como los malos.

Más o menos así...

En la reunión hubo una sola idea general, la organización de una marcha pacífica y multitudinaria para pedir soluciones rápidas a la ya innegable crisis económica que el país tiene a la vuelta de la esquina. Me gusta la idea, yo personalmente no soy partidario de cierres de calle y manifestaciones violentas pero una marcha unida, una concentración de más de 60 mil personas que forman parte de la familia universitaria diría mucho más de nosotros y demostraría que los de la UP no somos ningunos brutos revoltosos.

Lo que molestó en esta reunión fue la presencia de este señor Mauro Salinas, ¿Que tiene que hacer este tipo en la facultad? A este vándalo hay que vetarle el derecho de entrada a la Universidad, viene a llorar una palma que los policías partieron en dos con sus “super perdigones” cerca del ranchito que está detrás de la facultad, pero nadie lo vió llorando cuando con SU conocimiento vandalizaron propiedad universitaria, me sorprende señor decano Rafael Ayala, que no lo haya mandando a sacar junto con sus secuaces. Y a todo esto pifiando que tenía 300 perdigonazos en el cuerpo, claro militando desde el nueve de enero del 64 ¡¿Así quién no?!…

Gente es importante que el pueblo se una y se movilice en banda, porque no solo nuestros bolsillo sino la democracia misma está en peligro, el presidente convertido en overlord del país mandando en los tres órganos del estado y su partido comiendose a los demás de su alianza. Señores y la libertad de expresión TAMBIEN está en peligro, España acaba de sentar un precedente peligroso y que Dios quiera no se nos pegue en Latinoamérica. Como estudiante de producción estoy conciente del problema con la propiedad intelectual, somos muy golpeados cada vez que nos piratean un programa, canción o película. Sin embargo la industria del entretenimiento que no crece ni innova, quiere mantener el mismo sistema de mercado de hace 100 años sin ofrecer opciones más accesibles al público de obtener copias legales de la mercancía que produce.

España acaba de aprobar al famosa “Ley Sinde” una reglamentación propuesta por la ministra de cultura española, Ángeles Gonzales Sinde que básicamente le da a dicho ministerio la potestad sin intervención ALGUNA de corte judicial, el cierre de páginas web que ellos consideren que violan los derechos de propiedad intelectual, además del bloqueo de páginas con servidor extranjero. Básicamente son capaces de cerrar o bloquear la web que les dé gana, eso pone en serio riesgo la libertad de expresión y como aquí se expulsan a periodistas extranjeros para que no se sepa allá afuera como aquí se violan los derechos de nuestro pueblo. ¿Saben lo alarmante de esto? es que a través de Wikileaks se filtró que la ley es producto de presiones que las compañías de Hollywood junto con la comuna de maleantes de la SGAE han puesto sobre el gobierno español, OJO lo hicieron en España, lo pueden hacer AQUÍ…

Como bloguero e intento de escritor me asustan estas cosas, y creo que debemos mantenernos vigilantes ante lo que pasa no solo en nuestro país sino en el mundo entero ya que si seguimoa así nos iremos todos al infierno si no hacemos algo y usamos el cabeza como se debe…

  1. 13 abril, 2011 a las 7:36 PM

    Muy bueno Frank, saludos.

  2. Daibelis Ayala
    13 abril, 2011 a las 10:26 PM

    Me encanta!!!!!! sin más que decir..ojala me dieras permiso para imprimirla y volantearla en la universidad…fuerte fuerte fuerte

  3. kanata
    14 abril, 2011 a las 12:20 PM

    Sinceramente, no se puede hacer nada. Ese es mi punto de vista.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: