Inicio > Historias desdichadas de hombres desdichados, Humor, Relatos > Historias desdichadas de hombres desdichados 3: Ojos Mentirosos

Historias desdichadas de hombres desdichados 3: Ojos Mentirosos

No voy a explicar como desarrollé esa atracción por ella, ni les voy a contar mi historia de amor, desamor, desilusión y estupidez. Solo recuerdo verla en la mesa del centro de la primera fila de la cafetería siempre a las 9 de la mañana desayunando y yo siempre pasando por ahí dizque por accidente. Yo no sé si era la piel de porcelana o el cabello negro lacio, pero sobre todo esos ojos… Ojos Azul cielo, azul índigo, azul “agua de playa en Bocas del Toro”. Realmente no puedo decir que es amor y dadas las circunstancias en las que nos conocemos, tan adversas para mi que hacen del hecho de quererla la estupidez más grande que he cometido desde que me puse la cuerda de las cortinas en el cuello para volar como Batman a los 6 años, por alguna razón quiero abrazarla y no soltarla jamás.

 

Habiendo pasado la parte cursi del cuento, para enternecimiento de algunas y efecto vomitivo para otros, resulta que saliendo del trabajo con una amiga, yo la escuchaba quejándose de su barriga. Yo no sé si era cervecera o no, la verdad no me atrevo a aventurarme en semejante análisis y menos en un tema tan vano, partiendo del hecho de que el tema me toca muy cerca, a escasos centímetros del pecho a decir verdad…

El tema es que estábamos teniendo esta conversación:

-Man no puedo con mi barriga, mira esa vaina ¡¡¡Está enorrrrrmeeee!!!

-Ajá, sí…

-¿Hey viste como tú eres?

-Mira, cada vez que una mujer me sale con su ranteo de que está gorda, fea y le digo que está linda y bien tal cual como está,  me mandan a volar y me dicen mentiroso. So simplemente he decidido no volver a decir nada….

-Yo no soy así…

-Mira a decir verdad las prefiero gorditas, no obesas pero rellenitas…

-Pero si al final la prefieres como la princesita, flaquitas y con la cinturita…

-Bueno, aún cuando tengo cierta inclinación por las mujeres blancas, ella no está flaca ¿No le ves los cachetes? Hace dos años parecía un esqueleto…

-Ella me asusta, con esos lentes de contacto… Se ve rara…

Un silencio sepulcral se cernió sobre mi, ya de por sí había sido un día difícil y esa revelación había sido la cereza sobre el helado, el último clavo sobre el ataúd, el último voto a favor de la ley SOPA. Más que el hecho de que sus ojos fueran más falsos que un Iphone 4s a 100 dólares, era el hecho de que todos lo sabían menos yo. Me sentía como un imbécil y mientras reaccionaba ellas me preguntaba “¿No lo sabías?”, sin embargo con lo poco que me quedaba de dignidad solo pude guardar silencio y a duras penas decir un “Lo sospeché desde un principio” ante la mirada incrédula de mi amiga de “Sí, claro…”

Anuncios
  1. 22 enero, 2012 en 12:44 AM

    jajajajaj pero es que una panameña con ojos azules mano, eso está duro. Suerte !!

  2. blackiedevil
    24 enero, 2012 en 12:33 AM

    te trollearon focop!

  1. 14 junio, 2014 en 3:41 PM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: