Pecado es pecado: no se hagan los inocentes…

Hoy es la marcha por la defensa de la familia, muchas personas en su mayoría cristianas desfilan para denunciar lo que ellos piensan que es ideología de género. Muchos, como varios reportajes han sacado a relucir, ni siquiera han leído el proyecto de ley de la educación sexual ni diferencian entre algo que es un marco legal y un precepto religioso.

A nivel personal yo solía pensar de un modo muy machista en cuanto a la homosexualidad, venía de estar en grupos religiosos y la verdad eso de ser gay se me hacía muy desagradable. Con el tiempo mi círculo se fue expandiendo y fui conociendo a personas gays, lesbianas etc. En la línea de trabajo donde yo estaba en mi primer “empleo” había toda clase de personas, eso me enseñó a no ser tan cerrado al tratar con los demás y descubrí que a pesar de la orientación sexual, las personas LGBT pueden ser muy buenas y agradables ¿Por qué un dios que se supone es de amor rechazaría a sus hijos por una tontería tan grande como lo es la elección con quien acostarse?

La respuesta es que, en mi opinión personal, la biblia es una herramienta de control social que ya al día de hoy es caduca, no sirve. Los códigos y roles de conducta del hombre y la mujer que son descritos en el “buen libro” obedecen a los idearios de tribus originalmente nómadas que de alguna forma, al tener recursos limitados, servían para poder mantener el orden

¿Por qué uno no podía tener sexo fuera del matrimonio? Para salvaguardar la herencia de la familia, nadie quiere criar a un hijo que no es suyo y para asegurar la paternidad de los hijos, la mujer solo podía tener una pareja sexual en su vida, al hombre se le permitía porque al ser una sociedad patriarcal al tener varias mujeres era visto como alguien que tenía dominancia.

¿Por qué se ve la homosexualidad como mala? Porque en la sociedad patriarcal judeocristiana se nos educa para no ser “como las mujeres” que históricamente se les atribuye virtudes como la compasión y rasgos de personalidad como la emotividad y la dulzura. El rol del hombre en la sociedad patriarcal es la del cazador, el soldado y el jefe de familia. Si un hombre sentía empatía y compasión por el soldado enemigo perdía la guerra, si sentía compasión por el cervatillo que vas a cazar o por el animal que vas a sacrificar para comer, tú y tu familia morirán de hambre y habrás fallado como líder y proveedor de la familia.

En la cultura judeocristiana un hombre que se acuesta con otro hombre se salía del rol masculino, para un patriarca judeocristiano el macho que se acuesta con otro niega categóricamente su rol de hombre y pasa a convertirse en alguien que quiere ser mujer. Para efectos de la tribu, si dejaran que los hombres se vuelvan gays ¿Cómo se perpetuaría el linaje? Eso era importante, la continuidad de la línea de sangre a través del tiempo y una relación estéril como la homosexual, al menos en ese tiempo, sí amenazaba la supervivencia de la tribu.

Todo lo que acabo de describir son idearios de hace mucho tiempo cuando no había la ciencia avanzada que tenemos ahora, las posibilidades humanas en ese tiempo eran limitadas. Los judeocristianos originales tenía que sobrevivir a un ambiente y tiempo mucho más hostil donde estas ideas eran válidas. Hoy en día con el avance de la humanidad deberíamos estar libres de tantos roles impuestos por una iglesia que no va acorde a los tiempos que corren y que trata desesperadamente de mantenerse vigente con ideas que era útiles hace muchos siglos.

Las religiones judeocristianas están perdiendo adeptos, la religión es un negocio muy rentable y sus líderes no son tan santos como nos quieren hacer pensar. En el vaticano el Papa y los cardenales quieren seguir comiendo bien y fino, los pastores quieren seguir vistiendo de Armani y manejando carros de lujo. Es lógico que todo atisbo de avance que vaya en contra de sus preceptos, que ellos mismos saben que están caducos, sea visto como una amenaza.

Ahora la discriminación que esta gente ejerce con los LGBT es porque ellos pecan diferente. Mientras tanto muchos machotes cristianos piensan que les tocará un infierno más light solo porque son adúlteros heterosexuales. Los que engañan a sus esposas, los que abandonan a su hijos, los que ejercen la violencia en contra de sus semejantes, esos son los que ponen en peligro a la familia que es soporte de la sociedad.

El problema viene porque en la biblia hay versículos donde se les ordena a “predicar” y convertir a todos con “la buena nueva”. El mismo libraco les dice a ellos “tu creencia está por encima de cualquier ley de los hombres y tienes que reproducir mi mensaje a todos, no importa si el que peca no eres tú, si no te levantas y alzas tu voz en contra del que peca, eres igual de malo.” En pocas palabras ellos no temen lo que le pase a la sociedad ni a la familia, marchan y protestan porque el pastor, el padre y el libro los tienen amenazados con el infierno seguro si no están en contra.

Esto señores, aunque no lo crean es una suerte de terrorismo ideológico. Los asustan con el cacareado infierno para justificar su odio, su machismo y sed de poder sobre los demás. Por eso hace tiempo decidí abandonar toda religión y hacerme mi propia opinión y relación con Dios, el creador o como sea que quieran llamarle porque me rehúso a creer en una divinidad que odia a sus hijos solo porque les gusta alguien del mismo sexo, solo pensarlo y se me hace pendeja esa doctrina.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s