Mis impresiones actuales

Mucha gente se pregunta dónde quedó mi antigua beligerancia durante el gobierno de Ricardo Martinelli, es verdad que siempre estaba al pie del cañón con la actualidad del país o al menos opinando al respecto. Comprendo que hoy día debe haber un grupo de personas que pensarán: “Ah este se vendió a los panameñistas, no critica a Varela”, a otros simplemente no les importa si escribo o no.

Solía escribir bastante sobre política con cierto toque de humor, con el tiempo ese fuego en mi se fue apagando, cambié y mutaron mis intereses y mi sentido del humor. En fin es algo natural pero estos últimos dos años el país está en una crisis institucional que ya raya en una cuestión donde estamos atrapados en un sistema que no sirve y que ha caído tan bajo que parece que las cosas no tienen arreglo.

Varela ha sido más de lo mismo de la época post invasión, ha hecho su par de cosas pero parece no tener ni la fuerza ni el carácter suficiente para cambiar las cosas, pasamos de un gobierno que se aprovechaba de mega proyectos para robar y engañar al pueblo a una persona que de a vaina está haciendo la línea dos del metro y ni así porque ese proyecto ya venía de arrastre de la anterior administración, la economía se ha desacelerado poco a poco y por los escándalos mal manejados, los países europeos atentan contra nuestro sólido sistema bancario poniéndonos en listas negras y grises cuando les da la gana sin que nuestro presidente de la cara como se debe. En pocas palabras tenemos a un blandengue en la silla presidencial.

Claro todo esto tiene su explicación, en un sistema antiguamente bipartidista la tónica es hacer pero no mucho, no vaya a ser que perdamos la imagen de salvadores de la patria, como decían en V de venganza:”Hay que hacerle creer al pueblo que somos necesarios”. So realmente mis apreciaciones son bastante negativas pero al final siempre es lo mismo: la corrupción, los escándalos. Hablar de política es repetir un mismo cuento de nunca acabar con los mismos personajes que actúan de maneras no muy diferentes.

Todo el mundo habla de la protesta de mañana en la Cinta Costera, personalmente Davis y la Cáscara, antiguos héroe y programa favorito de mis años mozos, no tiene mucha autoridad moral para señalar siendo él parte del engranaje mediático que mantiene dormida a la población entre noticias rojas, novelas, bochinches y comedia mal hecha. Le recriminan que en tiempo de campaña le da play a los políticos de hacer campaña pero hey, la TV es un negocio y el man tiene que comer.

El hecho es que Davis está finalmente usando lo que se llama “influencia” en una causa que nos compete a todos pero piensen en esto: se trata de una oportunidad de decirle a esa clase política que nos tiene hartos ya que hay que cambiar el sistema y el 9 de enero, día de una lucha importante por nuestra soberanía, es la fecha correcta para salir a las calles. Si vas a ir ve por tí, por tu país, si no te agrada Davis PERFECTO pero es importante movilizarse, no le hagas caso a los fracasados de FRENADESO que de un tiempo para acá se creen dueños y señores de la gesta del 64 y desean imponer su visión para convertir esto en una Cuba o una Venezuela.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s